Cenáculo de adoración

El Cenáculo de Adoración es un espacio reservado para poner a Dios en el centro de nuestra vida, descansando en él acompañados de la Virgen María. Haciendo presente a Jesús Eucaristía en medio de nosotros, los niños dirigen el rezo del rosario, adoramos en silencio y alabamos con música y cantos, escuchamos la Palabra de Dios, intercedemos por quienes se encomiendan a nuestra oración y recibimos la bendición del Señor por manos del sacerdote.